florentino-perez

Demos la bienvenida a Florentino Pérez al club de los damnificados por Marca, en particular, y por Unidad Editorial en general. El FC Barcelona ya sufrió duras campañas de acoso y derribo por parte de este periódico en épocas no tan lejanas.

El grupo mediático al que pertenece Marca también ha sido el responsable del torpedeo propagandístico contra Artur Mas durante la última campaña electoral en Catalunya. Y también era el que gestó y albergó durante meses al núcleo duro de la Central Lechera, que proyectó con eficiencia marcial las consignas ‘mourinhistas’ hacia la masa social merengue.

Ahora Florentino Pérez ha traicionado su doble principio -y en esto, todo es empezar- de no hacer declaraciones sobre lo que él llama “el día a día del club” y de no comentar los maléficos mensajes de la prensa. Y todo, porque hay “alguien” que pretende, según parece, desestabilizar al club.

No sé a qué “alguien” se refiere el magnate de la construcción. ¿Y si en lugar de un “alguien” externo al club, lo que tiene el Madrid es un ‘alien’ dentro? Un Alien como el de la película, que cuando se cabrea se dedica a cargarse uno a uno a todos los tripulantes de la nave.

Porque cuando Florentino fichó a Mourinho, ¿estaba buscando a alguien que diese paz institucional al club y estabilidad a sus relaciones con los principales rivales? ¡Pues menudo ojo tiene!

Recapitulemos, Don Florentino. ¿Usted se compró un bidón de gasolina y cerillas y nos quiere convencer ahora de que es bombero? ¿Usted le abrió las puertas del coche y le dio las llaves a un chimpancé y ahora se queja de que le vienen curvas?

Usted sabía que a Marca le va la marcha, pero lo que no sabe usted ni sabemos nosotros es hasta dónde está dispuesto a llegar por no enfadar al Alien. Eso sí, lo que sabemos todos, usted incluido, es como acaba la peli.

En twitter: @carlestorras

Publicado en El Mundo Deportivo, 26-01-13

Anuncios