Archivos para el mes de: febrero, 2013

portada llibre

Suenan las trompetas de guerra y las declaraciones altisonantes de Florentino en plan Cid campeador de la meseta (“El Madrid no se rinde nunca”). Lo ha dicho en la presentación de Nivea como patrocinador del club. Claro, en Madrid no pueden lanzar pelotas en la playa para hacer publicidad.

Aparecen por ensalmo jugadores madridistas en programas de televisión, cuando eso era una quimera inalcanzable hasta hace dos días. Lo dice un profesional del medio que ha intentado trillones de veces llevar a jugadores de fútbol a un plató y ha recibido siempre la invariable respuesta de que “no conceden entrevistas a programas no deportivos durante la temporada”.

Se anuncia una querella estratosférica contra TV3 por haber emitido una fusión entre National Geographic y Estudio Estadio en la que unas simpáticas hienas mordisqueaban los talones de Messi. El video no recibirá seguramente un premio Zaping a la corrección política, pero tampoco el Real Madrid es quien para erigirse en referente del recato mediático.

Empiezan a sonar con fuerza nombres de sustitutos en el banquillo blanco, como el de Michael Laudrup.

¿Qué ocurre en el entorno blanco? ¿A qué se debe tanta apelación a la épica y tanto terremoto declarativo? Estas voces apocalípticas nos evocan el milenarismo, esas épocas de zozobra social previas a los cambios de era.

Mourinho y el club se acercan a una encrucijada en el camino. El portugués sabe que en una semana se dirimirá su futuro inmediato. De lo que ocurra el martes en el Camp Nou y una semana más tarde en Old Trafford depende que ocupe un puesto de honor en el museo blanco o bien un puesto en la cesta del globo que lo trasladará volando a otros parajes futbolísticos.

Contemplemos las turbulencias históricas que sacuden al rival y disfrutemos de la paz deportiva en Can Barça, a pesar de un batacazo lombardo que en otras épocas hubiera socavado cimientos. Pase lo que pase este martes y el día 12 en la vuelta de los octavos, el proyecto de Tito seguirá en pie, habrá un título de Liga que conquistar, y abordaremos la temporada próxima con sereno optimismo. Eso no nos lo quita nadie.

Ramos versión mimosín:

Curioso avatar de Sergio Ramos el que se presentó en El Hormiguero. Después de todas las refriegas deportivas con los jugadores del Barça, ahora el andaluz resulta que desea la victoria barcelonista en sus enfrentamientos de Champions. Será casualidad, pero esta es la última semana en la que Ramos podía comparecer en los medios con un discurso conciliador sin que le llamen oportunista. Después, en caso de cataclismo blanco, hubiera sido muy mal encajado por su parroquia.

Anuncios

portada llibre

¿Todavía hay alguien que dude de que el pabellón que enarbola Mourinho en su buque es la calavera con las tibias cruzadas, y no la enseña blanca del club? Ni el pirata Jack Sparrow lo tiene tan claro como él. En su última aparición, que empiezan a adquirir carácter mariano por su rareza e impacto mediático, el mánager blanco vino a decir que su objetivo no es tanto la décima Champions como la tercera de su cuenta particular. ¿Cómo le permite Florentino decir esas cosas? ¿Cómo lo tolera la hinchada blanca, tan orgullosa de su sacrosanta historia?

Confiar tu destino a un pirata implica tener muy poca fe en tus valores y en tu esencia. La victoria para un mercenario es un fin en sí mismo, porque es lo único que justifica su existencia. Que no venga Florentino a hablarnos más de los valores intangibles, porque él solito se los ha fumado en pipa.

Mourinho sigue su solitaria singladura futbolística en la que, entre muchas otras cosas, parece que le estorban sobremanera los jugadores de la cantera. A uno de ellos le dijo recientemente: “Si te hago jugar es para que los periodistas me dejen en paz”, no por una apuesta estratégica por la cantera.

Los jugadores del primer equipo que provienen del Castilla están desconcertados ante el trato que les dispensa el portugués. No se dirige nunca a ellos, ni realiza charlas colectivas ni arengas antes de los partidos. Están perdidos, desorientados.

Mourinho no tiene ningún interés en acomodarse el nido en la casa blanca, porque su única divisa es el triunfo personal e intransferible. No cree en legados para las generaciones futuras, en esfuerzos a largo plazo, ni en apuestas altruistas por el bien de la institución.

Él es más de pelotazo rápido, sobreexplotación de los equipos humanos y de tácticas de regate corto y beneficio inmediato. Aunque bien pensado igual está él más acorde con los tiempos que los que propugnamos todo lo contrario.

Doble órdago

No existe en el mus, pero sí en el futuro inmediato del Real Madrid. El doble órdago son dos apuestas a todo o nada en la Copa del Rey y la Champions para determinar el éxito o fracaso del proyecto ‘mourinhista’. Yo en el lugar de los madridistas no estaría muy tranquilo. Aquí en la capital muchos alaban el golazo de Cristiano frente al Manchester United y confían en una jornada europea épica más. Otros empiezan a afilar la cuchillería para lanzarla contra el clan portugués. Como en Piratas del Caribe, el desenlace llegará en la última escena.

En twitter: @carlestorras

Publicado en El Mundo Deportigo, 16-02-13

portada llibre

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, reconoció en privado a uno de los canteranos del primer equipo que si jugase sería “para que los periodistas me dejen en paz”, y no por una apuesta estratégica del técnico por el fútbol del plantel.

Según ha explicado uno de esos jugadores, el contacto que mantienen los canteranos con el técnico luso es muy ocasional. “Mourinho nunca se dirige a nosotros, nunca nos da indicaciones tácticas ni charlas de motivación”, precisa.

El entrenador portugués se dirige a los jugadores siempre de forma individual y solamente a alguno de ellos. Nunca les arenga en grupo durante la semana ni antes de los encuentros.

En alguna ocasión Mourinho ya ha dejado traslucir el poco valor que le otorga a los equipos filiales del Real Madrid. En el mes de octubre entró en conflicto con el entrenador del Castilla, Alberto Toril, al que acusó abiertamente de no formar técnicamente a sus jugadores para que jueguen en el primer equipo, sino únicamente para obtener buenos resultados en la Liga Adelante. Así, justificó que el canterano Nacho, que jugó como central en el Castilla, no pudiese ocupar una vacante como lateral en el primer equipo.

El entorno madridista también criticó la forma en la que Mourinho gestionó la crisis en la portería que originó al sentar a Casillas en el banquillo. Hizo jugar a Adán con el argumento de que estaba más en forma que el capitán del equipo, y al lesionarse este recurrió al fichaje de urgencia de Diego López, dejando a Adán en evidencia.

En twitter: @carlestorras

portada llibre

Los culés hemos afirmado en infinidad de ocasiones que el Real Madrid ha recibido significativas ayudas durante el régimen anterior e incluso en democracia. Y los madridistas nos han contestado tradicionalmente que nos corroe la envidia, y no las ganas de saber la verdad.

Yo siempre he creído en la existencia del contubernio merengue-franquista, pero también he pensado muchas veces que nunca ha llegado a diseccionarse en profundidad. Se ha analizado a fondo la represión contra el Barcelona, y el trato discriminatorio que recibió durante el régimen anterior. Pero no recuerdo un trabajo en paralelo del lado madridista. Se han documentado las perrerías contra el Barça, pero… ¿y las ayudas al Madrid?

Es cierto que yo no viví las épocas más crudas de la dictadura, y que muchos barcelonistas tendrán en su memoria más evidencias futbolísticas que las mías para demostrar que sí hubo favoritismo.

A finales de los setenta y principios de los ochenta, cuando empecé a tener conciencia futbolística, persistía el resentimiento por considerar que los triunfos blancos tenían siempre un respaldo gubernativo o, cuando menos, federativo. Pero en general había que referirse a indicios, no evidencias de esta confabulación. Y las denuncias al madridismo de José Plaza quedaban siempre en el limbo de la sospecha nunca confirmada.

El libro que publico y que desde hoy está a la venta, “La historia oculta del Real Madrid contada por un culé” (Temas de hoy), es el intento honesto de responder a estas dudas.

¿De qué manera se materializó la ayuda oficial al Madrid? ¿Se produjo solamente durante el franquismo, o perduró hasta bien entrada la democracia? ¿Se sustanció en decisiones arbitrales o se emplearon otros mecanismos más sutiles? ¿El fichaje de Di Stefano fue un hecho aislado o se inscribía en una estrategia más amplia para convertir al Madrid en el estandarte propagandístico del régimen? ¿Era Franco merengue en la intimidad del Pardo?

Son preguntas que siempre me he formulado y que me hubiera gustado leer en un libro. Por fortuna, he sido finalmente yo el encargado de escribirlo.

En twitter: @calestorras

hienas

TV3 ha detectado la existencia de una ‘central leñera’ que se pone en funcionamiento cada vez que el Real Madrid se enfrenta al Barcelona. Vendría a ser el nombre en clave de la operación táctica para frenar a Messi en el campo. El plan es más simple que el mecanismo de un botijo. Consiste en parar al argentino como sea. Por lo civil o por lo criminal, como diría el ex director de un periódico deportivo de la capital.

Para ilustrar la cuestión, a los compañeros de Esport Club se les ocurrió realizar un montaje combinando imágenes de un documental sobre las estrategias de ataque de las hienas con una selección de aparatosas entradas de los defensas madridistas al astro barcelonista.

De acuerdo, el video puede resultar un tanto panfletario. Y es cierto que arranca en la coz de Juanito a Matthäus en un partido Real Madrid-Bayern de Múnich de 1984. Quizás no hacía falta remontarse al pleistoceno y hurgar en la herida de la bestia negra europea de los merengues, hoy reclutada para la causa guardiolista. Pero ello no quita que el compactado de caricias a Messi que recogen las imágenes pone los pelos de punta.

El video no ha terminado de sentar bien en la capital, imagino que por la comparación con tan risueño animalillo. A lo mejor en TV3 hubieran podido buscar otro símil menos hiriente -un cangurito pugilístico, o un conejito que lanza aterciopeladas pataditas- pero el hecho es que el video denuncia una realidad mucho más triste que el supuesto maniqueísmo periodístico.

Tal y como están las cosas en Madrid, mejor que en TV3 pidan excusas rápidamente, o corren el riesgo de que algún estamento gubernativo los declare contrarios a las santísima Constitución, que viene siendo la estrategia del centro ante cualquier opinión periférica excesivamente díscola. No está la cosa para bromas.

Cristiano tiene razón

Sí, sí lo han leído bien. Cristiano tiene razón cuando critica a Sara Carbonero por airear información interna del vestuario blanco. No es que una periodista no pueda revelar las interioridades de un equipo. Faltaría más. Pero en el caso de Carbonero, ella sabe que cualquier información que dé sobre los estados de opinión en el vestuario se atribuirán rápidamente a Iker Casillas. Y eso es juego sucio. Si el capitán tiene algo que decir, que lo haga dando la cara.

En twitter: @carlestorras

Publicado en El Mundo Deportivo (09-03-2013)

messi

“Lionel Messi, al pasar en autocar por delante de la fuente de Cibeles después del encuentro de fútbol, se hurgó la nariz en una clara muestra de desconsideración hacia el escenario de las celebraciones madridistas”.

Ni en un gag de ‘Cracòvia’ cabría situación más absurda que analizar hasta el último de los gestos, de los flujos y de las secreciones de un jugador de fútbol para determinar sus pulsiones más ocultas.

Los programas deportivos en Madrid parecen estos días aprendices del CSI a la búsqueda del salivazo delator. El objetivo era triple: certificar su existencia, adivinar su trayectoria y averiguar su intencionalidad. ¿Harán lo mismo con todos los lapos, pollos y gargajos voladores en los próximos partidos de fútbol? Pues que vayan cambiando ya los nombres de sus programas y pasen a llamarse Esputo Pelota y Escupiteros, porque tendrán que dedicarle monográficos al tema.

En periodismo, para sacar conclusiones acerca de un protagonista de la noticia, uno solía conformarse antiguamente con escuchar sus declaraciones, escudriñar sus acciones y tirar de hemeroteca para contrastarlo con un histórico de sus actuaciones precedentes.

Hoy, parece que basta con elaborar descabelladas teorías a partir de una muestra orgánica cazada al vuelo.

Ya que algunos compañeros de profesión en Madrid demuestran tanto interés por las bajas pasiones humanas, podrían centrar su atención en un personaje que después de tres temporadas en el banquillo ha dado muestras más que sobradas de sus malas artes en lo personal y lo profesional. Qué manía con buscar fuera lo que en la mayoría de los casos tienes ya en casa.

Hay miedo

Vi el partido de ida de la semifinal de Copa del Rey desde la grada baja del fondo sur del estadio Santiago Bernabéu. Las consignas que gritó una parte significativa del público contra el Barça, contra Messi y contra Catalunya -sus tres grandes bestias negras-, además de sus repetidas demostraciones de racismo, fueron fruto del complejo de inferioridad, de la rabia y del miedo al ridículo. El resultado, un empate en casa, fue un alivio pasajero a la espera de la sentencia final.

En twitter: @carlestorras

Publicado en El Mundo Deportivo, 03-02-2013